Trastornos del Ánimo

Depresión

Si estas consumiendo alcohol u otras drogas mientras te tratas, sin éxito, una depresión, quizás tu problema sea de adicción.

Hay personas que toleran mejor que otras la tristeza. Lo cierto es que la tristeza o melancolía son emociones que sentimos todas las personas, y, como todas las emociones, son pasajeras. Nos traen información útil sobre nuestro entorno, sobre cómo nos afecta y cómo actuar.

Estas sensaciones pueden desembocar en un trastorno de depresión cuando la tristeza y la anhedonia -que es un síntoma característico de esta condición- se prolongan en el tiempo e infieren con nuestra capacidad de navegar nuestra propia vida. La anhedonia es la falta de motivación para hacer cosas.

La depresión puede ser un trastorno muy grave, pero los esfuerzos académicos han dado muchos frutos en la búsqueda y descubrimiento de tratamientos eficaces para aliviar esta enfermedad.

Tipos de depresión

La depresión o los distintos tipos de trastornos depresivos se engloban dentro de los trastornos del estado de ánimo, según el DSM-V, el manual de clasificación de trastornos psicológicos más utilizado.

El trastorno depresivo mayor se distingue en los “episodios” que haya tenido, comúnmente uno o dos. Un episodio depresivo mayor dura al menos dos semanas, y se caracteriza por un estado de ánimo depresivo o una pérdida de interés o capacidad para el placer.

Algunos síntomas incluyen:

  • Sentirse “vacío”
  • Llorar
  • Estar irritable (en niños y adolescentes especialemnte)
  • Cambios en el peso y el apetito
  • No dormir (insomnio) o dormir mucho (hipersomnia) casi cada día
  • Estar agitado o estar enlentecido,
  • Pérdida de energía y cansancio
  • Sentimientos de inutilidad o de culpa excesivos
  • Indecisión y titubeo para tomar decisiones
  • Pensamientos negativos, ideaciones suicidas recurrentes sin un plan específico
  • Falta de concentración y/o capacidad para pensar

Además del trastorno depresivo mayor con episodio único o recidivante (que se repite), entre los trastornos depresivos se encuentra el trastorno distímico, que es un tipo de trastorno depresivo cuyos síntomas son algo más leves y se prolongan en el tiempo.

El consumo prolongado de drogas como el alcohol, la cocaína, el THC o las benzodiacepinas puede provocar cambios químicos y estructurales en el cerebro y el consumidor, en abstinencia, presenta la sintomatología del trastorno de depresión.

A veces al tratar la depresión simplemente se esta tratando un síntoma de una enfermedad primaria: la enfermedad de adicción.

Contacto

Edif. El Torreon. C/ Anochecer, 2
28223, Pozuelo de Alarcón

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR